¿Qué es una esponja?

Las esponjas son los animales metazoos más antiguos que se conocen, puesto que existen fósiles del periodo Precámbrico y algunas especies tienen precursores que ya eran abundantes en el Jurásico. Estos animales se hallan distribuidos por todo el planeta, desde los arrecifes de coral hasta las zonas polares, tanto en aguas superficiales como en profundas.

Hasta principios del siglo pasado la mayoría de las esponjas de baño procedían de unas pocas especies que tienen el esqueleto córneo y flexible, de los géneros Spongia y Hippospongia, que se pescan en el Mediterráneo oriental, en el Golfo de México y Caribe así como en las costas de Japón.

Básicamente las esponjas son animales filtradores que se alimentan de materia orgánica, bacterias y pequeños organismos planctónicos que se encuentran en suspensión en el agua que circula por el interior de su cuerpo. No obstante se están descubriendo especies carnívoras, como es el caso de la especie Asbestopluma hypogea, localizada en aguas del Mediterráneo a unos 700 metros de profundidad y también en lo más profundo de algunas cuevas submarinas, o de la esponja arpa, Chodrocladia lyra, hallada a más de 3.000 metros de profundidad en aguas de California.

Estas esponjas capturan a pequeñas presas, una respuesta a la vida en un ambiente muy pobre en alimentos. En lugar de filtrar agua continuamente, retienen y digieren muy lentamente a los pequeños crustáceos que entran en contacto con ellas.

F23-03pDesde hace años se está investigando muy a fondo el metabolismo de las esponjas y de otros invertebrados marinos puesto que producen compuestos para sus actividades biológicas que, químicamente, son muy distintos a las moléculas que sintetizan los organismos terrestres. Muchas de estas sustancias intervienen en procesos metabólicos y otras son utilizadas como mecanismos de defensa, con las que evitan la acción de los depredadores, y también algunas constituyen un arma eficaz cuando compiten por la disponibilidad del territorio que tienen a su alrededor.

Vídeo en YouTube en el canal de Bioimatge

Artículo publicado en el diario El País 08-05-2016

Deja un comentario